Un repunte del consumo también puede complicar la pulseada contra los precios

.hernan

El número de inflación correspondiente a agosto que exhibirá el Indec dentro de una semana seguramente traducirá un poco más de alivio del que mostraron en las últimas horas los consultores privados. El promedio nacional que procesa el ente estadístico está empezando a nivelar las subas del área metropolitana, lo que ayudará a mejorar la confianza de los consumidores cuando solo restan seis semanas para las elecciones de octubre.

Lo que todavía no consigue el Gobierno es una trayectoria más positiva para la inflación core (la medición que no computa ni tarifas ni precios estacionales), que sigue clavada cerca de 1,8% y es más alta que el promedio mensual.

El aplanamiento que mostró el consumo masivo durante el primer semestre debería haber actuado como un freno para la suba de precios. Pero si eso no sucedió es porque hay otros factores y costos que afectan el balance de las empresas, forzando ajustes para mantener márgenes de rentabilidad. El aumento de los combustibles o de la electricidad, por ejemplo, tienen un impacto lineal en el índice durante el mes en el que aumentan, pero en el resto llegan de manera indirecta por los mayores costos logísticos o de producción.

El mercado no espera que esta situación cambie. De hecho el último relevamiento que hizo el Banco Central reveló ayer que los economistas esperan para 2018 un promedio similar al de este año, exhibiendo poca confianza en la meta de 12% que fijó el BCRA. Es que si el consumo mejora (como efectivamente se ha notado durante el último mes) las compañías aprovecharán para subir un poco más los precios, ya que una demanda más genuina les aporta un oxígeno que hoy no tienen.

El Gobierno tiene presente este contexto, y es por eso que esta vez Comercio activó la extensión del programa Precios Cuidados, para garantizar su vigencia hasta enero. El Banco Central ya dio todas las señales necesarias de tasa de interés, y parece poco probable que pueda enfriar más las expectativas. La buena noticia es que dejó de pelear en soledad contra la inflación.

Fuente: El Cronista.com    Hernán De Goñi

Sea el primero en comentar en "Un repunte del consumo también puede complicar la pulseada contra los precios"

Deje un comentario

Su email no será publicado

*