El Salón de Gabinete del Kremlin fue escenario del primer encuentro que esta mañana (hora de nuestro país) mantuvieron el presidente ruso, Vladimir Putin y su par argentino, Mauricio Macri.

Luego de las fotos de rigor y de una breve declaración, los jefes de Estado compartieron un almuerzo y luego realizaron una declaración conjunta en la que ambos destacaron el tono amistoso de la charla.

“Reconfirmamos nuestro deseo de desarrollar una cooperación estratégica”, comenzó su discurso Putin, que de inmediato destacó: “Repasando los temas de la agenda regional e internacional, vemos que compartimos muchas posturas similares”.

Además, el líder ruso dio señales positivas al manifestar que “el presidente Macri ha asistido a una reunión en la que pudo ver con sus ojos que nuestros empresarios están muy interesados en cooperar con sus socios argentinos, prestando tecnologías seguras y eficientes”.

La delegación argentina encabezada por Macri dialoga con sus pares rusos (Presidencia)

La delegación argentina encabezada por Macri dialoga con sus pares rusos (Presidencia)

A su turno, el jefe de Estado argentino agradeció la colaboración del pueblo ruso en la búsqueda del submarino ARA San Juan -“fue una muestra de amor y amistad”, consideró- y reafirmó que ambos países “comparten intereses en ciencia y tecnología, espacio, agroindustria, cultura y deporte”.

El mandatario evaluó que el encuentro fue “muy positivo y tiene que ser un punto de aceleración en las relaciones futuras”. Antes de la declaración, el mandatario Macri había puesto el foco en el futuro bilateral al plantear: “Tenemos mucho para crecer en el intercambio de ambas naciones

Finalmente, en tono más distendido, dejó en claro que aceptó la invitación que Putin le hizo para presenciar la Copa del Mundo: “Espero venir tres veces este año: la próxima con mi hija Antonia, para ver los primeros dos partidos del Mundial; ojalá que la tercera sea para mirar la final”