El Gobierno instrumentará medidas para reducir la cifra de embarazos no deseados

.felipe

En medio del debate por la despenalización del aborto, el gobierno de Mauricio Macri aplicará una batería de medidas y analiza diversos proyectos de ley para prevenir y reducir el embarazo no deseado y para contener a la mujer en esa situación. Habrá fuerte aumento de reparto de anticonceptivos, ampliación de los programas de educación sexual y se explorarán en el Congreso alternativas para acelerar la adopción para estos casos.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes del Gobierno, el objetivo de las medidas es incrementar la prevención, la contención y el acompañamiento a las mujeres para que no interrumpan el embarazo, y se las orientará si sufrió una violación o peligra su vida, por lo cual tiene derecho al aborto no punible, como ya lo contempla la jurisprudencia.

” En el Gobierno hay una mayoría de funcionarios que defendemos las dos vidas, la de la madre y la del bebé, pero reconocemos que tenemos que saldar una vieja deuda con la mujer y más con la que tiene un embarazo no deseado”, dijo un alto funcionario oficial.

El programa apunta a triplicar la compra de anticonceptivos para distribución en todos los centros de salud y avanzará en una política de educación sexual en todas las escuelas públicas, según confiaron a LA NACION fuentes que trabajan en su instrumentación.

Por un lado, el Poder Ejecutivo instrumentará el Plan Nacional de Prevención y Reducción de Embarazo no Intencional en la Adolescencia. Por otro, los diputados y senadores de Cambiemos en el Congreso comenzaron a conversar con el Gobierno y con otras bancadas para acelerar los procedimientos para la adopción de bebés de embarazos no deseados.

El Plan Nacional del Poder Ejecutivo está dirigido a mujeres de entre 12 y 18 años y se instrumentará entre los ministerios de Desarrollo Social, que dirige Carolina Stanley; Salud, de Adolfo Rubinstein, y de Educación, de Alejandro Finocchiaro. El primer diagnóstico fue que en la Argentina nacen 700 mil chicos por año, 110 mil son de madres de menos de 19 años y, de esas, el 68% son no deseados, unos 75.000.

Por añadidura, de esos 75.000 embarazos, unos 3000 son de menores de 15 años y las causas son mayormente abusos no denunciados.

El primer diagnóstico fue que en la Argentina nacen 700 mil chicos por año, 110 mil son de madres de menos de 19 años y, de esas, el 68% son no deseados, unos 75.000.

“Por eso, la cifra de 500 mil abortos por año no es real, pero la cantidad de embarazos no deseados es muy alta y el objetivo es reducirlos”, dicen en Desarrollo Social, con esas estadísticas en la mano.

Se trabajará sobre esos 75.000 embarazos no deseados. En 2018, se desarrollarán acciones en 37 departamentos de 12 provincias, las más afectadas por este problema social. Pero la idea es extenderlo a las 24 provincias en el futuro. Se instalarán Asesorías en Salud Integral en 1707 escuelas secundarias, que educan a 515.493 estudiantes, y allí se capacitará a 13.200 docentes para reforzar la materia Educación Sexual Integral.

Para garantizar el acceso a Consejerías en Salud Sexual y Reproductiva y la provisión de métodos anticonceptivos, esas Asesorías se vincularán con 1442 centros de salud y hospitales.

“La educación sexual apunta a cubrir casi todas las escuelas públicas y en todo el ciclo primario y secundario”, dijo a LA NACION un funcionario cercano a Stanley. “No se hará una imposición a las provincias, pero apuntamos a crear conciencia de que es un problema serio con cifras gigantescas”, agregó.

Por otra parte, el Plan triplicó la compra de implantes subdérmicos y duplicó la del resto de los insumos anticonceptivos: preservativos, dispositivos intrauterinos (DIU) y pastillas anticonceptivas. Se hará una compra agresiva de 200.000 implantes subdérmicos, lo que implica un aumento de tres veces más respecto del año último que el Estado compró 60.000.

La educación sexual apunta a cubrir casi todas las escuelas públicas y en todo el ciclo primario y secundario

Funcionario cercano a Stanley

Los implantes subdérmicos son tan efectivos como el DIU, se aplican debajo de la piel en forma de cápsulas o pequeños cilindros, detrás del brazo de la mujer, y despiden hormonas que impiden la fecundación. Según el implante dura entre 3 y 7 años. Requiere la aplicación de un profesional médico.

Luego de la distribución de anticonceptivos se hará un mapeo por región sobre cuanto se reparte. La prioridad es bajar la tasa de embarazo no intencional o no deseado en un 30 o 40%.

Desde el Congreso, la diputada Cornelia Schmidt Liermann comenzó a trabajar junto con legisladores de Cambiemos y de otras bancadas en un protocolo de adopción precoz para las mujeres que deciden no abortar y dar a luz a sus hijos para entregarlos en adopción. Sobre este punto, existen reuniones con diversos sectores de la Casa Rosada para unificar criterios sobre cómo abordar la contención a la mujer.

Sea el primero en comentar en "El Gobierno instrumentará medidas para reducir la cifra de embarazos no deseados"

Deje un comentario

Su email no será publicado

*