El rearmado del PJ suma al cordobés Schiaretti y busca a otros gobernadores

.delilncuentes

CÓRDOBA.- Una imagen vale más que las palabras, coincidieron ayer los 40 legisladores del Peronismo Federal que compartieron un asado durante tres horas con el cordobés Juan Schiaretti , uno de los referentes de la “liga de gobernadores”. Después, en un plenario con unos 500 dirigentes, ratificaron que “no se sienten parte del pasado”, que trabajan de “un modo distinto” y que construyen una alternativa para 2019.

Con la Casa de Gobierno cordobesa de fondo, los legisladores escenificaron su alianza con Schiaretti. El mandatario cordobés aceptó la foto, pero se mantuvo en silencio. “Del partido, de la intervención [del PJ ], no hablamos. El esfuerzo está puesto en la construcción de una alternativa de poder, con programa y con agenda”, dijo el senadorMiguel Ángel Pichetto LA NACION.

Para la massista Graciela Camaño , la reunión con Schiaretti es “un paso muy importante y una señal muy fuerte”. Dijo que la conversación fue “muy fructífera” porque abordaron temas económicos, políticos y sociales. Los legisladores rescatan que se trata del gobernador de la provincia peronista más grande del país y de una figura de “trascendencia nacional”.

Carlos Caserio, senador por Córdoba, fue el encargado de abrir el plenario de dirigentes -estaba todo el peronismo local- reconociendo la tarea de Pichetto “para abrir un espacio, para sumar”, y la importancia de la incorporación del Frente Renovador.

“No estamos en contra de nadie”, dijo Caserio, y enumeró los gobiernos peronistas después de la presidencia de Ricardo Alfonsín: “Néstor y Cristina, que ya son pasado. Hay que encontrar nuevos liderazgos”. Sin mencionar al kirchnerismo, enfatizó que hay una “identidad que hay que respetar; no como en Buenos Aires, donde dijeron: ?Nos llamamos otra cosa'”, en una crítica velada a la expresidenta por fundar Unidad Ciudadana.

Todos los impulsores del movimiento de legisladores dijeron presente: Pichetto, Caserio, Camaño y el salteño Pablo Kosiner. La primera línea en la foto con Schiaretti la completaron Marcos Lavagna, Diego Bossio, Juan Brugge (a último momento reemplazó a Adriana Nazario, esposa de José Manuel de la Sota), Pedro Guastavino, Martín Llaryora, Mauricio Espínola, Alejandra Vigo, Diego Bossio y Rodolfo Urtubey.

“No descalificamos a nadie, nos dedicamos a construir una herramienta para llegar al poder”, describió Pichetto. Y afirmó que la intervención partidaria está judicializada, “por lo que hay que esperar para ver cómo termina. No hay que detenerse en eso; hay que seguir trabajando”.

Caserio rescató la figura de De la Sota, que llevó al peronismo al poder en Córdoba. “Todavía no se ha decidido a jugar en la política”, apuntó. De la Sota está fuera del país y ya fue mencionado por Luis Barrionuevo como uno de los candidatos potenciales del PJ; el vínculo entre ambos es de larga data.

Respecto de las candidaturas, los legisladores del Peronismo Federal enfatizaron que “no quieren apurar a nadie” y que primero está la decisión de avanzar en el armado de una estructura. También ratificaron que son opositores y críticos, pero que no trabarán la gestión de Cambiemos. “No nos pueden decir que no tuvieron la ley que necesitaron, pero la responsabilidad de gobernar es de ellos”, definió Caserio.

Lavagna explicó que el debate sobre las tarifas y la fragilidad del frente externo que afronta la economía fueron dos de los temas de conversación con Schiaretti. “Su idea de reducción del IVA es concreta y sería un aporte que incluiría a las provincias; la Nación no puede solo exigir a los gobernadores”, indicó, aunque admitió que todavía no todos los mandatarios se definieron en ese sentido.

Fuente: La Nación

Sea el primero en comentar en "El rearmado del PJ suma al cordobés Schiaretti y busca a otros gobernadores"

Deje un comentario

Su email no será publicado

*