El secretario de Seguridad porteño afirmó que “no hubo una zona liberada”

quilombo

El secretario de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, negó que el sábado pasado hubiera habido una zona liberada que facilitó que los hinchas de River Plate pudieran atacar el micro de Boca Juniors en las inmediaciones del Estadio Monumental en tanto que aseguró que los funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires se hacen “responsables”. D´Alessandro coincidió con el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, quien señaló que “no hubo una zona liberada”. El funcionario expresó que en el lugar donde fue atacado el micro que trasladaba a los jugadores de Boca Juniors “no se contuvo” a personas que se concentraban en una esquina y se vio “excedida” la seguridad. En declaraciones a la radio La990 reconoció la responsabilidad del Ministerio de Seguridad porteño en los hechos pero descartó que sea necesario el apartamiento de algún funcionario: “No es cuestión de caer o apuntar a alguien en particular, nos hacemos responsables”. Tras los disturbios en River, Santilli confirmó que Ocampo sigue en su cargo “Estamos entregando las pruebas a la justicia para identificar a los responsables de la agresión al micro de Boca. Algunos de los protagonistas de la barra de All Boys ya fueron identificados gracias a la información que enviamos”, subrayó. Por otra parte, el funcionario apuntó contra “la comisión directiva de River” por las entradas halladas en el domicilio de un integrante de la barra brava. “En la casa de un barra se encuentran 300 entradas originales y millones de pesos que se presumen de reventa… alguien se las dio desde la comisión directiva de River. Estamos hablando de negocios millonarios”, manifestó. La Policía de la Ciudad secuestró el viernes, en un operativo dispuesto por la Justicia, en la casa del jefe de los “Borrachos del Tablón”, Héctor Godoy, alias Caverna, en San Miguel, más de 10 millones de pesos, 15 mil dólares y 300 entradas originales para la Superfinal.

Fuente: Perfil.com

Sea el primero en comentar en "El secretario de Seguridad porteño afirmó que “no hubo una zona liberada”"

Deje un comentario

Su email no será publicado

*